martes, 19 de julio de 2011

Resumiendo: La visita del Papa va en contra del pensamiento libre.

Llevo tiempo posicionándome en contra de la visita del pontífice, más cuando la pagamos entre todos, pero la verdad, es que no le metía mucha caña pues pensaba que pobres cristianos con lo mal que lo pasaron en la época de los romanos, se merecen una fiesta, cantar el kumbaya, y de ahí al desenfreno solo hay un paso, veía similitudes entre la visita del Papa, el día del Orgullo, o la celebración de la Copa Mundial de furgol, una fiesta es una fiesta y con lo que sufrimos en este valle de lágrimas pues siempre viene bien la alegría y el jolgorio, pero después de escuchar a José Luís Sampedro hablando de la visita del Razinguer veo que hay un ataque hacía los más indefesos, como siempre los niños, el "dejar que se acerquen los niños a mi" está muy mal interpretado, más parece un "los niños son buenos para la guerra, no cuestionan las ordenes" acojona a que sí, pues si queremos criar personas librepensantes y gente de bien no tenemos por que pagar la fiesta de propaganda del clero, que con el voto del miedo y cristiano doblegan a los gobiernos. Una verguenza, lo explica mejor Sampedro.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario