lunes, 13 de junio de 2011

Morir a los 27



Después de este parón en mi humilde blog y tras pensar en echar el cierre a este lugar por falta de interés, regreso para hablar de la última novela leída, posiblemente el tema más aburrido de los temas aburridos que aquí trato y que solo me servirá para en caso de muy posible alzehimer poder recordar lo que leí en el pasado, espero que muy, muy lejano.
Morir a los 27 ha sido totalmente una sorpresa, un libro con una buena intriga y con datos sobre el rockanrol, que los utilizaré para chuparme de forma pedante las patillas de las gafas mientras digo que la MTV fue la que mato el POP, que necesidad había de videos musicales, cuando la música clásica se había hecho demasiada complicada para la cultura popular aparecieron los beatles y revolucionaron la música. Yo siempre he sido más de los rolling, de Chuck Berry y de Hendrix. El club de los 27, esos músicos que murieron a esa edad, Hendrix, Joplin, Morrison, Kubein, y otros tantos buenos artistas que decidieron quemarse rápido en vez de consumirse lentamente. Pues a todo esto hace referencia el libro, mientras un policía intenta resolver un asesinato, muchas buenas sorpresas y personajes que enganchan, anécdotas del rock, tan buenas que sabe a poco y una ambientación en este Madrid, hace que sea un libro bastante original, que me ha entusiasmado
            Me despido, no prometo volver a escribir más pero tampoco menos. Ciao