miércoles, 16 de marzo de 2011

Pero a pesar de todo sigo siendo antinuclear.

El título de la entrada como ya habrán apreciado mis queridos y ávidos lectores es un homenaje a esa bella canción de los Def con Dos que era “ Sigo siendo heterosexual”, cuyo estribillo negaba el hecho de que le gustaba  que le apretasen la almorrana, cosa que se contradecía con el resto de la canción. Un arte de canción creada por los inigualables Def con Dos. El título y hablar de la energía nucelar se me ocurrió hace unas semanas e iba a ponerme a ello cuando un terremoto en Japón rompe las centrales y Catatroquen. No diré que se podrían haber esperado, no haré lo que se empieza a conocer como Bisbalada, pero os prometo que iba hablar de ello antes, ahora pues aprovechando la ocasión y lo abubilla que puedo llegar a ser !hablemos de Energía Nucelar!,.......la palabra es nucelar, (Homer J. Simpson).
En mis tiempos mozos lo tenía bien claro, antinuclear forever, incluso llevaba una camiseta con un esqueleto que rezaba el eslogan, “pienso luego insisto, Nucleares no gracias” Con la edad y tras estudiar un poco  toda la energía que el primer mundo es capaz de consumir, y lo perjudicial del consumo excesivo de los combustibles fósiles, así como los desastres que puede ocasionar una desestabilización en el ciclo biogeoquímico del carbono, lo que malllaman calentamiento global, (Dejo para otra baza este espinoso tema) Bueno, tras conocer que por mucho que plantemos bombillas no saldrán farolas y sabiendo que la energía nuclear es más limpia que la fósil, si se trata los residuos como es debido y se hacen las cosas de manera eficiente, empecé a decantarme por la Energía Nuclear. Otra razón fue cuando Lovelock, el que invento la teoría de Gaía (lo que canta Mago de Hez), se declino por las centrales nucleares, al igual que para un cáncer se usa la quimioterapia para sanar, aunque en este caso el cáncer se llame humanidad, progreso, primer mundo, o como moralmente quieran llamarlo.
Así vivía yo, alegre y contento, sin saber que hacer con tantos residuos radiactivos, sin fiarme de los cementerios nucleares, a la espera de que la tecnología de la fusión nuclear desbancase a la fisión, aunque quién sabe que problemas traerá la nueva fuente de Energía, también esperando que algún día haya avances en la transmutación de los residuos radiactivos, para transformarlos en isótopos de menor radioactividad, mientras esperaba leí un artículo en el dominical de Publico,Otros Riesgos de la Energia Nuclear de Carmen Magallón, que relacionaba la obtención de energía nuclear con el armamento nuclear, y una idea me sobrepudo, mientras haya centrales nucleares  habrá armas nucleares. Primero fue la bomba nuclear y más tarde las centrales nucleares, utilizaron la tecnología creada para amenazar y demostrar la fuerza militar para la obtención de energía. Prometo otra entrada “Pero a pesar de todo sigo siendo antimilitar”. Y sí no porqué se enfadan con el presidente de Irán por querer desarrollar tecnología atómica. Hay países supuestamente pacíficos, como Alemania, que tienen energía nuclear y supuestamente no tienen bombas, pero la posibilidad y los riesgos están ahí.
Esto tenía pensado contaros cuando de repente ocurrió lo de Japón. La palabra Tsunami es japonesa por lo que deberían de haber estado preparados, es pronto para hablar de lo que ya es una tragedia en toda regla, al menos servirá para que nos replanteemos el modelo energético que queremos adoptar y sus riesgos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario