jueves, 9 de diciembre de 2010

29 años, 9 meses y 1 día.

Ya pronto llega la época más consumista de todo el año y con ella los vendedores de discos hacen sus apuestas para llevarse su dinerillo,  siguiendo la máxima punk de que si un disco vale más de diez libras, róbalo. Aquí os presento un disco por el que merece echarse unas carreras delante de los seguratas, con la misiquilla de Benny Hill como banda sonora.  Pero no, no es necesario delinquir, gracias a la tecnología podemos hacer copias y copias de archivos, lo que nos permite probar el material antes de consumir. Pero bueno Los Suaves son una banda de Rock en directo que es donde más se lo llevan, así que algún día me lo compraré espero, además viene con deuvede, pero no por estas fechas que está muy caro el marisco.
Al lío, un directo del mejor grupo en directo del rock estatal, una maravilla oiga. Las comparaciones son odiosas, lo sé, pero hay que compararlo con el Hay alguien ahí del 95, disco que todavía poseo, robado a mi hermano mayor y al cual no le queda ni una pista sin rallar( A ver quién dijo que los cedes no se rallaban). Casi treinta años desde aquel legendario concierto de los Ramones en los que los teloneros eran Los Suaves, y así comenzó toda su andadura por los escenarios, si bien es verdad que en este último directo la voz del Yosi es mucho más ronca y grave, tan grave que debería estar en urgencias el hombre, jeje. Pero que se le va a hacer el tiempo es el tiempo, como dijo una vez y aunque al principio del concierto no llega a las notas después de tres o cuatro canciones la voz se adapta a los instrumentos con un sonido cojonudo, que diría un espárrago. Las guitarras no pueden mejorar por que hace quince años ya eran la leche y ahora pues son la releche, tal vez más técnica, tal vez otros sonidos pero la misma esencia del Rock. Faltan algunas canciones pero no sobra ninguna, Rock Suave por que Suaves somos todos sus seguidores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario