miércoles, 30 de junio de 2010

Un Caos en Madrid Bellisimo.

Ayer se escuchaban ya rumores en el tren, y cuando llegue a embajadores lo vi, aunque no me lo creía, no había servicios mínimos, por fin una huelga como deben de ser las huelgas, aunque nos fastidie llegar tarde, aunque crean que simplemente cambiamos tiempo por dinero. Durante la jornada de ayer, la gente hablaba con la gente, aunque solo fuese para quejarse en contra de los sindicatos, de los gobiernos, de los del metro, de Jupiter, de saturno....La gente se comerciaban entre ellos ofreciendo un crisol de opiniones increíbles, todos pensando que habían destrozado su tunelcillo de hormiga en las profundidades y que no podría llegar al curro, ni que podría llegar a casa, la gente asustada caminaba rápido por la calle, descubriendo otros caminos y con la prisa persiguiéndolos, completa mente caóticos, mucha gente se acorazó en su coche en carreteras llenas de metal que entraban por la ciudad. Hubo quién cogió la bici, demostrando su gran utilidad.
Fue un día muy peculiar, en los que perdimos más tiempo en el trayecto casa-curro-casa, tan solo fue eso, Luego después gano el partido la selección de fútbol y ya la gente se quedo más apaciguada. Hoy se habla de huelga salvaje, y algún gilipollas ha hablado del día en que los feos salieron a la superficie, hablan y hablan, tal vez no sean las mejores formas, las de esta huelga pero por lo menos hemos visto una acción de trabajadores que han intentado ser engañados, una acción que hacía falta en este mutismo en el que estamos sumerguidos, tal vez no sean la mejor forma de conseguir las cosas, pero seguramente ninguna forma sea del todo buena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario