martes, 6 de abril de 2010

Luz de Agosto de William Faulkner.







Durante mucho tiempo Amanece que no es poco ha sido objeto de mi estudio, y es una película que tengo muy presente en las tontaas que digo, que no son pocas. Es por eso que al igual que viaje a Aina para ver los escenarios de la película o me esmeré cuando me caparon el hurón a mala leche, Me dio por rendirle homenaje y entender por que el argentino que no actúa como los demás exiliados de la ¿guerra? plagia a Faulkner. Al principio pensé que estaba haciendo el gilipollas, ya que la novela es bastante pastosa y no pasa nada demasiado espectacular, sin embargo la fuerza que tienen los personajes, tal vez sea la clave, pues son unos personajes genuinos de los cuales acabas enamorándote por ser muy extraños, no recomiendo el libro ya que a veces no me enteraba de lo que andaba pasando de costoso que es, el novel Faulkner escribe muy bien y hay muchos pasajes de extremada belleza, pero no es lo que me va a mi. En fin, no sé si ha sido un tiempo de lectura perdido, seguramente no exista tal cosa, Os dejo con el dialogo con la calabaza, el cual explica muy bien lo que es el hombre y además es entrañable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario