jueves, 19 de noviembre de 2009

Cain


Hola, otra entradita más hablando del último libro que he leído, el último de esa señora que se llama Sara Mago. Cuando este escritor saca algo lo tengo que leer por que el hombre está cada vez más viejecillo, como el resto de los presentes, y cualquier día se va a echar unas conversaciones con su dios, de mano a mano como quién habla del tiempo en una parada de autobus con un desconocido, así me lo imagino. Cain es una historia sobre el personaje bíblico, ese del que somos todos los jevyyyyys hijos, pues ese. Si ya en el evangelio según jesucristo contó la historia de jose y de jesus desde un punto de vista increíble, como es el caso de que jose al dejar que murieran todos los niños de la aldea menos su hijo, el buscado rey de los judios, se tuvo que sentir un poco culpable ¿no creeis?, y demás controversias que hacen que la historia por todos conocida sea más divertida e interesante. Ahora con cain habla de como dios permitió que matase a su hermano sin hacer nada por él, como le marco y le mando a que errara por el mundo, después de que sus padres aprendiesen a trabajar, y con ello tener algo más de provecho que hacer que desear el fruto del conocimiento y ver la vida pasar en el paraíso, como los monos del zoo. Cain erra por el tiempo, por distintos pasajes bíblicos, como sodoma y gomorra, donde el buen dios hace desaparecer a toda la población con fuego y cenizas, por que los hombres prefieren amarse entre si, en vez de con mujeres. Se pasa a ver a jo, que tiene unos cojonazos que para que te cuento, ve a ahbram que va a sacrificar a su hijo por una simple apuesta entre el diablo y dios, y otros pasajes del antiguo testamento que te hace revivir una historias que teníamos olvidadas desde la catequesis, pero con la lucidez del premio nobel luso por excelencia. Las comparaciones son odiosas pero el evangelio según jesucristo me gustó más, mas profundo. Este es un historieta de un personaje que puso a prueba a dios, el final es muy bueno de verdad, pronto leeré algo más de este autor, pero algo de tiempo atrás que todavía me quedan unos pocos, mientras tanto seguiremos su cuaderno.
Escribo los nombres personales y el de dios con minuscula por que así lo hace Saramago, lo cual me parece una manera buena de quitar importancia a los personajes y darsela a la historia.Si inventamos a un dios que castiga por que se empeñan en que nos salve, en fin, !ala! a sufrir que esto es un valle de lagrimas, portense bien, o no, o yo que sé, pero portense y si lo han leído dejen un comentario y si no que les descomulgue un pez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario