jueves, 23 de abril de 2009

El Palacio de la Luna


Hoy es el día del libro. Y yo que me apunto a todas las fiestas lo celebraré hablando del libro que me he acabado de leer esta semana. Me encanta la tradición catalana de regalar un libro, lo de la rosa me gusta menos, es una tradición que adopto y aplaudo de los estrujatomates (estrujatomates desde el cariño, que no se ofenda nadie). Bien, tal día como hoy la palmaron Cervantes y Shakespeare, a día de hoy todavía es un misterio saber como pudieron quedar para morirse el mismo día, y es que por aquella época el móvil no existía. Bueno ya acabo de decir tontaás, que tengo pa´ enterraros.
El libro es el Palacio de la Luna de Paul Auster, de este autor ya me había leído el Leviatán que aunque me gusto me pareció bastante soso, este autor es yanky y refleja muy bien la vida de los estadounidenses a mitad de siglo pasado, sobre todo New York, dónde nunca estuve, ni falta que hace.(Homenaje a Daniel Higiénico). El Palacio de la Luna me ha gustado bastante más, a veces me ha recordado al Guardián entre el Centeno, la historia va de un chaval que no sabe que hacer con su vida y como poco a poco va haciéndola, como todos. Las cien últimas paginas son increíbles desvelándose un misterio que hace que no puedas dejar de leerlo y fascinándote las sorpresas que una tras otra se van desencadenándose en está historia, es muy recomendable. El libro llego a mi por que fue el primer número de una serie de libros que edito Anagrama llamada serie oro, por 3.50 había que pillarlo. Un día pensé en coleccionar los números uno de todas las colecciones, pero al día siguiente pensé que sería una chorrada. Bueno el resto de la colección debe estar de puta madre, pero no me iba a gastar 10 euros en cada ejemplar cuando valen 7 y 8 , con tapas blandas que molan más y encima los puedes elegir. Bueno del Libro me quedo con la frase "El pasado es el sol, el presente la Tierra y el futuro la Luna"!Qué gran verdad¡. Feliz día del libro.

2 comentarios:

  1. Buena entrada. De Auster me he leído "La música del azar", que está muy bien, sobre todo su primera mitad. Comentamos el libro en el programa, pero creo que no se grabó.

    Y ahora la curiosidad tontuna que no te resolverá la vida: cuando Cervantes y Shakespeare murieron, se estaba pasando del calendario juliano al gregoriano, que era como adaptar los ordenadores al efecto 2000 pero en barroco. Aunque ambos murieron ese día (bueno, Cervantes el 22 pero se le recuerda por la fecha del entierro), cada uno iba por un calendario. En realidad, murieron con unos 10 días de diferencia. Más info en mi blog.

    ResponderEliminar
  2. Mucha gracias por tu comentario y por resolverme el misterio de la muerte de los escritores, espero que www.teabrimoslaspuertasdelacultura.blogspot.com siga dando caña, ciao.

    ResponderEliminar